Publicaciones

 

Novelas

Relatos

Biografía

Raúl Ansola es un escritor impredecible y contradictorio. Impredecible porque, a partir de su obra publicada, es difícil aventurar cuál será su siguiente paso literario. Y contradictorio porque esta misma versatilidad que caracteriza sus libros aúna virtudes y problemas por igual. Si alguien espera un autor de una carrera marcada por los cánones de lo esperable, éste no será su escritor de cabecera. Por el contrario, si lo que se quiere es encontrar sorpresas tanto en los argumentos de las propias obras como en la trayectoria del autor de las mismas, quizá sí deba prestar atención a la carrera de Ansola.

Durante años se forjó escribiendo novelas que, como él mismo afirma, fueron su escuela de aprendizaje. Ninguna de ellas se llegó a publicar pero, gracias a su redactado, comenzó a forjar un estilo propio, unas inquietudes en cuanto a las tramas y un deseo de no dejar indiferente al lector que ya no le abandonaría.

El año 2007 acabó la última de sus novelas de formación y se decidió a probar suerte con los relatos. En los siguientes dos años se dedicaría a escribir pequeñas historias que combinaría con el redactado de la novela El Concierto. En este periodo ganó diversos premios entre los que destaca el Premio Las Rozas 2007 por La exposición y el de la Asociación Al-Andalus de Burgos 2009 por La sala de espera. En 2008 quedó finalista en el Premio de Novela Corta Cristóbal Zaragoza de Villajoyosa por El Concierto, circunstancia que le animó a embarcarse en el que sería su proyecto más ambicioso hasta el momento, la redacción de la novela Illius que se publicaría en noviembre de 2009 en Grupo AJEC.

A partir de aquí, los hechos se suceden con rapidez. A principios de 2010 el autor gana el III Premio Narraciones Oblicuas a la mejor antología de relatos, lo que derivó en la publicación en mayo de 2010 de Columpios en el Cementerio por parte de Ediciones Oblicuas.

El autor siguió presentándose a premios de relatos (entre los que destaca el Premio Ojalá conseguido por La función en 2010). Apenas un año más tarde de haberse publicado la antología de relatos, llegaría a las librerías La Obra Imperfecta (Editorial Egales), una nueva novela que supone a la vez otro giro en la trayectoria del autor. Coincidiendo con la aparición de este nuevo proyecto literario, un relato del autor, Mejor Muerta, se publica en la Antología Perversiones Oblicuas, de Ediciones Oblicuas. Con este relato Ansola parece volver de nuevo a los orígenes de Illius, temática de la que parecía haberse alejado con sus últimos escritos pero en la que siempre se encuentra cómodo.

En 2013 publicó su tercera novela La Vida Real, una trama de corte intimista que quedó finalista en el Premio Terenci Moix. Con esta novela repitió editorial (Egales), igual que repetiría Palmarés un año más tarde al llevarse de nuevo el Premio Ojalá con el relato Inspiración. Por las mismas fechas colaboró con la Editorial La Pastilla Roja en dos antologías, primero como prologuista en No Eres Bienvenido y después con un relato en Bueno, Bonito…¡Maldito! No se admiten devoluciones.

Después de cinco años seguidos publicando material nuevo, Ansola decidió dedicarse exclusivamente a lo que más le gusta, escribir, olvidándose de cualquier presión editorial. Del resultado de este periodo creativo llegan ahora dos novelas que van a ver la luz simultáneamente: Interferencias (Editorial Punto en Boca) y La noche de las máscaras (Editorial Dalya), que plasman con claridad la naturaleza ecléctica de la obra del autor.

Pese a coincidir en el tiempo, el lector tendrá la oportunidad de comprobar que ambas novelas tienen tan poco en común que no parecen ser obra de la misma persona. Pero una mirada más atenta nos demostrará que, como nos tiene acostumbrados, sus protagonistas deambulan en tramas que oscilan entre terrenos comunes como lo son el misterio y el costumbrismo intimista. Son personajes enfrentados a los dos grandes retos que encontramos en la obra de Ansola: el de afrontar el impacto de descubrir quiénes son en verdad y la urgencia de tratar de reubicarse en la realidad cotidiana en la que viven inmersos. Si los acompañas en sus páginas, que tengas una buena lectura.


 

Entrevistas

2010 Anika entre libros

2010 Athnecdotario incoherente

2011 La duermevela del visionario

2014 Diario El longino de Iquique

Enlaces